Los engranes son parte fundamental de cualquier mecanismo debido a su habilidad para transmitir movimiento, fuerza y par entre diferentes componentes.

Estos engranes son muy complejos pero los más habituales tienen tres partes bien diferenciadas: El tabique, que a veces aparece en forma de brazos, la corona dentada, que transmite el movimiento y el cubo donde se acopla un eje.

Partes de un engrane:

Tabique o brazos

Se encarga de unir la corona y el cubo, para poder transmitir así el movimiento. El componente del peso puede ser fundamental para no añadir masa innecesaria, ya que al aumentar el peso de un elemento en movimiento estamos aumentando las inercias en nuestro sistema.

Cubo

Es la parte donde se acopla un eje que transmitirá el movimiento. Este puede ser de un motor o de otra parte de un mecanismo.

Corona

Es donde se ubican los dientes, y es la parte del engranaje que definirá en gran medida el comportamiento de este.

Partes de un diente

  • Cresta: Parte exterior del diente
  • Cara y flanco: Parte superior e inferior del lateral del diente, que es la superficie de contacto entre dos ruedas cuando engrananan.
  • Valle: Parte inferior del diente o zona intermedia entre dos dientes

Si quieres saber más sobre los engranes, no dudes en contactarnos.